Organizamos dos jornadas con el sector arrocero y administraciones implicadas en la conservación de la cerceta pardilla en las Marismas del Guadalquivir

16 noviembre 2022

Se han celebrado dos jornadas, una con el sector arrocero y otra con las administraciones y organismos públicos implicados en la conservación de la cerceta pardilla en el entorno de las Marismas del Guadalquivir, con el objetivo de proporcionar un entorno de diálogo para debatir y consensuar medidas y analizar posibles sinergias y colaboraciones.

La primera jornada ha dado a conocer los objetivos y principales actuaciones de esta iniciativa europea al sector arrocero en la localidad de Isla Mayor (Sevilla). También se han expuesto la situación actual de la cerceta pardilla y las interacciones que puede tener la actividad arrocera con la conservación de este pato, el más amenazado de Europa.

Por su parte, los arroceros presentes en las jornadas han compartido varias de sus preocupaciones, como la problemática del agua, para lo que solicitan colaboración para incrementar los recursos disponibles y mejorar la gestión en la margen derecha del río Guadalquivir; y los efectos que algunas especies de aves acuáticas, como el calamón, infligen en los cultivos de arroz.

También han transmitido su voluntad de colaboración con la conservación de la cerceta pardilla. En esa línea, los asistentes han demandado información sobre las profundidades de agua y otros requerimientos que tiene la cerceta pardilla para intentar mantenerlos en sus tablas de arroz. Por último, han valorado de forma positiva la oportunidad de reunirse y consensuar medidas que favorezcan tanto al cultivo de arroz como a la especie.

Las administraciones y organismos públicos implicados en la conservación de la cerceta pardilla en el entorno de las Marismas del Guadalquivir se han reunido también en el marco del proyecto para favorecer la interlocución entre aquellas que, por sus competencias, están implicadas en la resolución de algunos de los problemas de la especie. Asimismo, se ha buscado potenciar posibles sinergias y colaboraciones, así como establecer canales de comunicación efectivos que permitan agilizar, en lo posible, los trámites administrativos especialmente relevantes para la conservación de la especie.

Así, la jornada ha contado con técnicos de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía; de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir; de la Dirección General de la Costa y el Mar y de la de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; de la Autoridad Portuaria de Sevilla; de la Estación Biológica de Doñana; de las áreas de medio ambiente del ayuntamiento de la Puebla del Río y Sanlúcar de Barrameda, así como del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Ambos encuentros han sido organizados por la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (AMAYA), junto con la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía, como una actividad contemplada dentro de las acciones de comunicación y sensibilización previstas en el proyecto LIFE Cerceta Pardilla, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

INVESTIGACIÓN, CONSERVACIÓN Y GOBERNANZA

El LIFE Cerceta Pardilla tiene el objetivo de mejorar el estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción del pato más amenazado de Europa, en situación crítica en España. Por ello, ha emprendido un conjunto de acciones para reforzar el estado de sus poblaciones en el medio natural, mejorar el estado de los humedales y el conocimiento científico de la especie.

En el proyecto, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, participan como socios el propio ministerio, a través de la Confederación Hidrográfica del Segura y Tragsatec; la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul y la Agencia de Medio Ambiente y Agua; la Generalitat Valenciana; el Gobierno de la Región de Murcia, así como las organizaciones SEO/BirdLife y ANSE. Cuenta con la contribución del Programa LIFE de la Unión Europea y de la Dirección General del Agua.

Ir al contenido